Cómo construir una estrategia para las redes sociales en 10 pasos [Parte I]

Cómo construir una estrategia para las redes sociales en 10 pasos [Parte I]

Meltwater
Julio 14, 2015

No sé tú, pero la palabra ‘estrategia’ antes evocaba en mi mente algo que sería una pérdida de tiempo. ¡Qué equivocado estaba! En esta primera publicación en una serie de dos partes, te contamos cómo crear una estrategia exitosa en las redes sociales en 10 pasos rápidos y simples.

1 – ¿Cuáles son los objetivos de tu estrategia en las redes sociales?

Antes de colocar el primer ladrillo de una estrategia exitosa necesitamos un plan. ¿Cuál es nuestro objetivo? Quizás es hacer crecer nuestra comunidad, aumentar la interacción o promover un servicio nuevo. Cualesquiera que sea, de ahora en más asegúrate de mantener este objetivo como foco principal de tu estrategia social. Sé realista al crear una línea de tiempo para lograr estos objetivos. Formar una comunidad de seguidores relevantes en las redes sociales puede llevar bastante tiempo, la palabra clave siendo relevante. No comprometas la calidad por la cantidad y recuerda que lo bueno llega a aquellos que esperan.

2 – ¿A quiénes apunta nuestra estrategia en las redes sociales?

Deberíamos conocer a nuestro público por dentro y por fuera. ¿Quiénes son? ¿Adónde viven? ¿Qué les gusta? ¿Cuál es su publicación favorita? La plataforma de inteligencia de medios de Meltwater nos permite escuchar las conversaciones de las redes para así poder ver los temas positivos y negativos que surgen de nuestra audiencia e industria – lo cual nos permite modificar nuestra oferta y estrategia social de acuerdo a la demanda que haya.

Luego de realizar una búsqueda para la palabra Asos, podemos ver quiénes hablan acerca de la marca en las redes sociales y quiénes están interesados en descuentos y cupones – especialmente vía Unicodes. Esto sugiere que son los estudiantes los que generan la mayor cantidad de conversaciones. Si tenemos este tipo de perspectivas podemos adaptar nuestro contenido para que se aplique correctamente a nuestra estrategia, por ejemplo al realizar más concursos.

3 – ¿Con qué canal deberíamos empezar?

No intentes hacerlo todo cuando llegue la hora de elegir redes, sino concéntrate en una o dos para empezar. Piensa en las características de cada canal y elige el que mejor se alinee con los objetivos de tu estrategia. Si quieres contar la historia de tu marca, considera Facebook. Si quieres mantener un flujo de contenido constante, Twitter es tu mejor apuesta.

4 – ¿Qué tan seguido deberíamos publicar contenido?

La frecuencia de las publicaciones depende de la plataforma que hayamos elegido para llevar a cabo nuestra estrategia en las redes sociales. En Facebook se recomienda que se publique contenido por lo menos dos veces al día. Recomendamos que utilices LikeAlyzer para ver en qué estado se encuentra tu página de Facebook. Este servicio gratuito analiza tu página y provee apoyo e ideas para mejorar tu estrategia social; la frecuencia de las publicaciones es uno de los elementos que analiza. Como mencionamos, Twitter se utiliza para publicar más frecuentemente. Esto se debe a la corta vida que tienen los tuits y a la manera en que funciona el newsfeed, donde se reciben los tuits. Sin embargo, sólo deberíamos publicar contenido si tenemos algo valioso para compartir. Si sabemos lo que nuestro público valora, como demostramos con el ejemplo de Asos, ¡no existen límites para lo que se puede publicar!

5 – ¿Qué tipo de contenido deberíamos publicar?

El tipo de contenido que publicamos nuevamente depende del canal que hayamos elegido para nuestra estrategia. En Facebook, elige una combinación de imágenes y enlaces o un vídeo simpático. En Twitter, la cosa se complica debido al límite de caracteres para cada mensaje. Una imagen representa 23 caracteres y un enlace, 22. Esto nos deja con 78 caracteres para convencer a nuestra audiencia de que haga clic, por eso es importante incluir un elemento visual. En cuanto al contenido mismo, depende completamente de lo que le interese a nuestro público. Aquí es donde se muestra valioso tener acceso a una herramienta de monitoreo para mantenernos al tanto del éxito o fracaso de nuestro objetivo y de las tendencias que se desarrollan.

Estén atentos a la segunda parte, donde ofreceremos los 5 pasos finales para construir una exitosa estrategia en las redes sociales.