5 pasos para transformar su contenido extenso en una obra maestra de infografía

5 pasos para transformar su contenido extenso en una obra maestra de infografía

Nate Walsh
Abril 25, 2016

Algún tiempo atrás, escribí un ebook para Meltwater llamado “In-Sourcing Your Con-tent” (Internalizando su contenido), con consejos sobre cómo animar a los miembros del equipo en su empresa a escribir grandes piezas de contenido.

La buena noticia es que la gente a le gusto lo suficiente como para pedirme que convierta el libro en un infográfico.

La mala noticia es, mmm, ¿cómo lo hago? Mi libro tenía unos 14 billones* de palabras. ¿Cómo consigo hacerlo de forma que sea divertido visual, y al mismo tiempo digerible?

Pues bien, después de haber peleado durante el proceso, pensé que es útil para compartir lo que he aprendido a lo largo del camino.

Primero, asumamos que ha escrito una pieza de contenido util e informativa.

¿A dónde vamos desde aquí?

1. Decida por qué necesita un infográfico.
Llegados a este punto, sin duda ya ha visto todo tipo de infograficos. Están los tontos, los promocionales, los educacionales, y en raros casos, algunos tan hermosos que incluso le gustaría colgarlo en la pared. O quizás porque contiene información que le gustaría con-sultar con regularidad.

Para el que hice, quería que fuese educacional. Algunas personas no sabían nada sobre la internalización antes de ver el infográfico, por lo que era importante presentar la idea. Pero en mayor medida, dio consejos en un formato digerible. De esa forma, si alguien quiere comenzar a internalizar el contenido, tendrían los consejos más pertinentes justo ahí en un solo sitio, en lugar de tener que “peinar” un ebook entero para encontrar todo.

2. Hacer ingenieros inversa al concepto
Si eres como yo, cuando empiezas a escribir una pieza, puede ser que que armes un es-quema de todos los puntos que quieres cubrir, y los sub-puntos que los apoyan.

Ahora, vamos a revertir ese proceso. Tome el texto largo de su pieza, y comience a partir-lo en secciones, sub-secciones, contenido de apoyo, ya sí sucesivamente. Si es de ayuda, incluso pude darles títulos, etiquetas, y resúmenes: esta es la idea central, esto es una anécdota de apoyo, esto es un consejo, etc. Podemos visualizarlo. Divida una sección de contenido en la principal idea, y los puntos de apoyo, con títulos y etiquetas para cada uno de ellos.

Su objetivo final es tener una pieza completa dividida en secciones, cada una con un pro-pósito fácilmente identificable.

3. Edite, ¡y luego edite un poco más!
No es fácil dejar de lado palabras en las que ha trabajado tan duro, pero haga ese sacrifi-cio en el nombre de la bondad de la infografía. A continuación algunos consejos para despedazar contenido voluminoso, y quedarse con lo mejor:

3a. Deshágase de cosas que van en contra de su objetivo en primer lugar
Esto debería ser hecho bastante rápido. Ya ha decidido el propósito del infografico, algu-nas de las cosas que escribió no están ayudando con eso. Mátelos. Mátelos con fuego.

Así, con mi pieza por ejemplo, en el ebook original, pasé mucho tiempo pensando en el por qué te gustaría internalizar en contenido. Ese no era mi objetivo para este infográfico, (aunque dar consejo sí lo es), así que esta sección es fácil.

3b. Rompa el texto restante en pedazos de 2 líneas
De acuerdo, esos cortes no relacionados, ayudaron, pero incluso con bits pertinentes, to-davía queda un montón de cosas. ¡No hay problema! A continuación una regla para redu-cir las cosas:

1. Divida párrafos individuales puntos principales, no más de 2 o 3 trozos por párrafo
2. A continuación, reduzca esos trozos a 2 líneas de texto o menos. ¡Sin excepciones! Elimine detalle, combine ideas, lo que haga falta. Sea muy riguroso.

Muy pronto habrá llegado a un esqueleto del concepto comprimido de pedazos de infor-mación digerible.

4. ¡Empiece a pensar de forma visual!
Ok, ha editado el texto. ¡Genial! Pero, una página llena de pequeñas frases no es un info-gráfico. A continuación vea a través del contenido, y transfórmelo en datos visuales.

Cosas a buscar:

Procesos y guías de “cómo se hace”: Divida estos en pasos numerados, con titu-lares e instrucciones para cada uno.
Series y listas: si esta creando listas de ejemplos, ¡conviértalos en viñetas!
Comparaciones: ¿Está comparando dos o más cosas? Hágalo con una tabla o un gráfico.
Descripciones largas: ¿Está usando texto detallado para describir algo? ¿Podría usar una imagen en su lugar?
Puntos principales: Resáltelos en texto grande en negrita.
Citas y estadísticas: ¡Déle espacio para respirar! ¡Use bloques entrecomillados, gráficos y números llamativos!
Datos curiosos y digresiones: Cree una barra lateral donde tengan sitio para bri-llar con luz propia.

A continuación algunos elementos que puede añadir para hacerlo más atractivo:
Juegue con los tamaños de fuente y estilos: ¿qué frases, títulos, o palabras quiere que sobresalgan? ¿Qué texto debería ser grande y en negrita?

Considere imágenes para apoyar el texto: Agregue notas al esquema del infográfico con ideas en imágenes. O si s siente especialmente visual, agregue imágenes o bocetos que transmitan la historia.
A medida que avanza, un buen modo de comprobar como le está yendo, es imprimir lo que ha hecho hasta el momento, dar un paso atrás, y mirar al documento como un todo. no será nada cercano al infográfico terminado, pero puede empezar a ver tendencias más grandes. Puede ser: “Mmm, nos estamos pasando un poco con la cantidad de texto aquí. ¿Qué podemos añadir o cambiar para dividirlo un poco?”

4a. Practique el “know-how” de su diseño gráfico.
Incluso si no usted no es un diseñador, practicar los puntos básicos de lo que el diseño gráfico puede hacer, le servirá muy bien cuando tome parte en el proceso del diseño grá-fico de un infográfico. Chip Kidd, un diseñador de libros increíble (él hizo la tapa de Par-que Jurásico, entre otras cosas) escribió dos libros: The Cheese Monkeys y Go: A Kidd’s Guide to Graphic Design, que cambiaron completamente la forma en la que pienso acerca del diseño.

5. Haga equipo con un diseñador
OK, ha hecho la debida diligencia y ha armado un buen borrador, pero nadie trabaja en un vacío. Es el momento de traer un experto. El diseñador del infográfico tendrá ideas valiosas, algunas que usted puede no haber considerado, incluyendo gráficos adicionales, imágenes más claras, y diferentes formas de visualizar información. Esta oportunidad de colaborar con un diseñador en una iteración de un infográfico permitirá que la magia del diseño salga a la superficie.

Bueno, ¡esto debería ser suficiente para comenzar! Si tiene más preguntas sobre como transformar contenido en infográficos increíbles, o cualquier consejo no mencionado aquí, ¡no dude en encontrarnos en twitter!

Conéctate con nosotros por chat

Quiero saber más sobre Meltwater

Actualmente soy un cliente